Continuamos la serie de telegramas famosos con el escueto telegrama que Juan Alberto Gómez envió a José Martí aceptando la orden para la sublevación en Cuba contra las tropas coloniales españolas, que culminó unos años más tarde con la independencia de Cuba.

 

La primera guerra de independencia cubana contra las fuerzas reales españolas comenzó con el Grito de Yara, en Manzanillo, en octubre de1868. Terminó diez años más tarde con la Paz de Zanjón o Pacto de Zanjón, donde se establece la capitulación del Ejército Independentista Cubano frente a las tropas españolas.

 

Tras la Guerra de los Diez Años, los principales patriotas cubanos emigraron a varios países del continente americano, entre ellos, Estados Unidos y México, para reorganizarse y seguir la lucha por la independencia de Cuba.


José Martí (en la imagen) fundó en el exilio el Partido Revolucionario Cubano y, confabulandose con otros independentistas, creó las condiciones para una nueva guerra contra el dominio español. Martí envió a Juan Alberto Gómez, su delegado en Cuba y encargado de preparar y unir los grupos rebeldes, la orden para que el comienzo de la sublevación fuera en la segunda quincena de febrero 1895. Gómez acepto la decisión enviando un telegrama a Martí con el escueto texto en clave:

 

"Giros aceptados".

 

De acuerdo con estos planes, el alzamiento de los independentistas cubanos comenzó el 24 de febrero de 1895 y culminó años mas tarde, en 1898, con la independencia de Cuba.

 

Fuente: Internet y otros)