La historia del hundimiento del Titanic en abril de 1912 es bien conocida y sigue fascinando al público más de cien años después del acontecimiento. El trasatlántico de lujo era propiedad de la International Mercantile Marine Company y operaba con la White Star Line.

En noviembre de 2015 la empresa norteamericana Auctions Heritage subastó un telegrama del Titanic, aparentemente auténtico, dirigido al Sr. Franklin, de la White Star, en el que comunicaba que el buque había chocado con un iceberg, que se estaba hundiendo rápidamente y que necesitaban ayuda, facilitando posición con latitud y longitud. Este telegrama se recibió en la estación de tierra de Marconi en Cape Race, Terranova, y fue retransmitido a Western Union de Nueva York el 15 de abril de 1912, desde donde, al parecer, se entregó por mensajero en las oficinas de la White Star. Si bien parece cierto que el telegrama fue entregado (o el intento hecho), no se sabe con certeza si Franklin lo vio en forma oportuna. Transcribimos el telegrama en su totalidad:

 

"To Mr. P.A. Franklin, White Star Steamship Co. 9 Broadway, NYC. CQD, CQD SOS SOS= From MGY (RMS Titanic)= We Have Struck Iceberg= Sinking Fast= Come to our Assistance= Position: Lat 41.46 N.= Lon 50.14 W. MGY"

 

 MGY fue el único código de Marconi que identificó la R.M.S. Titánic.


En su testimonio en la audiencia del Senado americano, Franklin negó haber recibido telegramas del Titanic, alegando que no había "... ni una palabra o comunicación de ningún tipo o descripción" del buque. Cuando tuvo las primeras noticias del incidente en el Titanic, Franklin inmediatamente contactó al personal de la oficina y les pidió que se reunieran en el 9 Broadway. Durante la mayor parte del día, respondió a los miembros del público y de la prensa, asegurándoles que el Titanic insumergible no se había hundido, pero que los pasajeros habían sido evacuados y muchos rescatados. Finalmente, después de escuchar a J. Bruce Ismay a bordo del Carpathia, uno de los buques que rescataron apasajeros del Titanic, a las 6:16 de la mañana, se vio obligado a enfrentar la sombría realidad y admitir ante el público que el Titanic se había hundido.

El registro telegráfico del Titanic se hundió con la nave, por lo que el único registro de los telegramas despachados son los que han sobrevivido. Los dos operadores de Marconi fueron Jack Phillips (que pereció en el desastre) y Harold Bride, quien testificó en la audiencia del Senado (por alguna razón, no se le preguntó si se enviaron telegramas a las oficinas de la White Star Line). Los seis primeros telegramas de socorro fueron todos marcados "CDQ" (Todas las Estaciones de Socorro) pero, a sugerencia de Bride, los telegramas de socorro posteriores incluyeron la señal SOS recién adoptada (utilizada por primera vez en los buques de los Estados Unidos en 1909). Este telegrama fue enviado a la estación de tierra más cercana, Cape Race, Terranova y fue recibido por el operador de Marconi allí, Walter Gray (un compañero de clase de Marconi Wireless School de Jack Phillips). Inicialmente, el personal a bordo del Titanic no creía que el barco estuviera en peligro de hundirse, pero después de una hora, Phillips envió un mensaje a Gray diciendo: "Estamos hundiéndonos lentamente por la proa y metiendo a mujeres y niños en botes salvavidas".

El telegrama subastado proviene de una vieja colección de equipos y documentos radiotelegráficos. El telegrama fue finalmente enviado al expedidor.

La empresa de subastas analizó detenidamente el telegrama y llegó a la conclusión de que todas las características son correctas, incluyendo el tipo de papel, el método de impresión, el envejecimiento del papel y la apariencia del mensaje mecanografiado: variación de la luminosidad y oscuridad de la impresión entintada, signos visibles de el tejido de la cinta.

 

Fuente: Auctions Heritage