Hola, Fede.
Vengo de la Asamblea y, sobre la marcha, voy contándote todas las cosas. Espero siga gustándote mi “parloteo”, como tú decías.
Quiero hablar aquí, en especial para ti y para todos a los que, por la emoción, no pude agradecer sus gestos de cariño.
Sabes? Esa Asociación, a la que has querido, a la que hubieras deseado dedicar más tiempo y lamentabas que Manolo Bueno no se hubiera puesto manos a la obra y la hubiera constituido mucho antes (no digo el motivo por el que tú me decías esto), ha expresado el afecto que te tiene.
Ha sido muy emotivo. Manolo, en la presentación, no ha podido contener la emoción, Juan José se ha “currado” la historia que tan de cerca ha vivido y, para completarla, pidió alguna foto a Angel Cabezas. Merche dejó su máquina y se dedicó a realzar el contenido con música muy especial. Gallardo recordaba vuestro viaje a Ordesa y que hizo de celestina. Crespo ya no le encuentra sentido a ir a Oviedo. Las “guapas” telegrafistas y no telegrafistas han rememorado esa foto que con tanto acierto hiciste y me han dado más abrazos que otras veces ¡Claro¡ los tuyos y los míos. No puedo extenderme personalizando el sentir de cada uno. He visto muchas lágrimas, otras estaban contenidas, los abrazos transmitían tantos sentimientos que sobraban las palabras. Los que no te conocían no han podido quedarse indiferentes ante el sentir general. Entre tanta lágrima, que no he podido controlar, he dado las gracias de parte de tus hijos, que te adoran y a los que tanto quieres, de los míos que te quisieron desde el primer momento y de la prole que tenemos detrás en formato nietos. Te quieren, “Abu”. Fede, estés donde estés, puedes presumir de lo que aquí has dejado. De mi sentir no te digo nada, lo sabes muy bien, solamente deseo poder seguir ese consejo que todos me dan: “Quédate con todo lo bueno que te ha dado”. Espero conseguirlo, será cuando el dolor y la tristeza sean menores. Soportar tu ausencia será difícil. Como tendrás cerca al Presi, a mi padre y a tantos telegrafistas, quítate las ganas de hablar de tu pasión: TELEGRAFOS. “Que te quiero, Fede “ (oigo tu risita ). Pilar