Muchos telegrafistas ilustres destacaron en el cultivo de las letras y las artes. Tomás Rodríguez Rubí, que fue Director General de Telégrafos entre el 13 de agosto de 1864 y el 18 de septiembre del mismo año, fué un gran literato, perteneció a la Real Academia de la Lengua y publicó numerosos dramas y comedias e inició la pesía regionalista.

Para acceder a su biografia  PULSA AQUÍ.